El pibe lloraba

El pibe lloraba
Por que le habían robado la moto.
Esa motito echa mierda, que no vale un peso, eso le robaron.
“Me cortaron las patas” dice mientras llora, llora mientras dice.
Y algunos se rieron, pensando que era joda, pero no.
Con esa motito se hacía unos mangos,
Con esa motito lograba que su hermano más chico siga estudiando
Para que sea lo que él no fue.
Porque ahora es re fácil meterse en la droga, dice,
O robarse un celular en la esquina,
En esa misma esquina de donde se llevaron la moto
Porque ahora es re fácil todo, menos mirar para atrás.
Porque uno no lo ve, pero pasa.

El pibe lloraba
Porque había peleado con el padre
Porque se habían descargado a gritos, porque se había desarmado a lágrimas,
Porque le había dicho que era una desilusión
Y que ya no sabía qué hacer con él.
Porque el otro no se dio cuenta, pero lo llenó de agujeritos
Y ahora se le escapaba todo por todas partes.
Porque amar es amar y el resto no importa
Pero cuanto más amamos, más nos duele, más nos pesa
Ahora se ahogaba a gritos en la almohada,
Ahora era eso, nada.
Porque el mayor delito es creerse lo que le dicen,
y pensar que el que está mal es uno.
Porque uno no lo ve, pero pasa.

El pibe lloraba
Porque veía a la mamá llorar
Y después, con sangre en la cara, sonreía
Y le decía “está todo bien, andate para la pieza”
Pero él sabía que no estaba todo bien
Y no quería irse a la pieza
Quería quedarse ahí, quería seguir llorando
Quería que todo se terminara de una vez por todas
Porque cada golpe, era un clavo, y cada clavo te acercaba al ataúd
O eso le decía la nana a su mamá cuando la veía,
con los morados entre la ropa. Con las marcas tapadas con maquillaje
Con las penas escondidas, con vergüenza.
Porque uno no lo ve, pero pasa.

El pibe lloraba,
Porque se miraba en el espejo y no se encontraba
Porque estaba como encarcelado,
encerrado en una cárcel de piel
Porque la familia le decía que no, que él estaba mal
Y que tenía que ver un psicólogo.
Porque el pibe en realidad era piba,
Porque el pibe en realidad era más y eso de más
La asfixiaba.
Y se cortaba, para dejar salir las penas
La humillaba
Y se pegaba, para sentirse viva.
Porque nadie le tendía una mano,
porque no tenía a nadie, más que a uno mismo.
Porque uno no lo ve, pero pasa.

El pibe lloraba,
lloraba cada una de las palabras que le habían dicho esa tarde en la escuela.
Lloraba los sustantivos comparados con su cuerpo
lloraba los adjetivos que lo atravesaban como puñaladas, lloraba porque encontraba alivio en sus lágrimas,
porque sentía que nadie lo quería,
Y, a pesar de que sí lo querían, él no podía verlo
Porque estaba cegado.
Porque lo que pensó que era cosa de una vez, seguía pasando con mayor regularidad, con mayor fuerza, con mayor daño.
porque sentía que todos eran injustos,
que todos eran malvados
que todos eran todo, menos humanos.
Porque uno no lo ve, pero pasa.

El pibe lloraba, porque el mundo se olvidó de él.
El pibe lloraba porque los pibes lloran,
Y como este, miles.
Porque uno no lo ve, pero pasa.


“El pibe lloraba” de Ruy Hanmse, para leer más, entrá a http://www.soyruy.com

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s